domingo, 23 de septiembre de 2012

Caroline



-¿Cómo puede gustarte el otoño? –Le pregunta como si hubiese dicho el mayor disparate de la historia.- Es una época de alergias, astenias y malhumor. Los niños lloran por “la vuelta al cole” y los trabajadores por volver a sus puestos. A nadie le gusta.

-A mí me encanta. –Responde con total y suma paciencia.- Vuelve ese fresquito que te obliga a recuperar las sábanas por la noche, las nubes raras, los gorros de lana. Volvemos a ver a nuestros amigos, y en muchos otros casos tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo en otro lugar. Volvemos a tener cosas que hacer, propósitos, metas renovadas. Y si tienes astenia otoñal, pues vente conmigo al parque a dar un paseo. Te encantará pasear entre hojas caídas y ese olor a tierra mojada.

-Caroline, en el mundo debería haber más gente como tú.

3 comentarios:

  1. Qué razón lleva Caroline. Eso mismo hubiera dicho yo. Aunque hubiera añadido poder ponerme mi chaqueta y botas de cuero :3

    ResponderEliminar
  2. Qué razón lleva Caroline. Eso mismo hubiera contestado yo, aunque habría añadido mi cazadora y botas de cuero :3
    Me encanta el otoño porque todo lo que me gusta lo puedo disfrutar en esa estación.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu huella.