viernes, 23 de enero de 2015

Personajes episódicos

A medida que vamos creciendo nos vamos topando con toda clase de personajes episódicos. Algunos de ellos, aunque fugaces, nos han marcado de por vida. Otros tantos traen consigo las mejores de las anécdotas. Y hay algunos cuantos que sacan lo peor de nosotros.

Esos personajes. Los malos malísimos. Los que parecen disfrutar haciéndonos creer que no merecemos la pena. Que no vamos a alcanzar nuestros sueños. Quizás porque según ellos, nuestros sueños son una tontería. O porque los/as tontos/as somos nosotros/as.

Cuando oímos hablar de este tipo de personaje, a todos/as se nos viene alguien a la cabeza. Más de una persona, en realidad. Aun así, debemos tener en cuenta que tarde o temprano, esas personas se acaban yendo de nuestras vidas.

Me gusta pensar que siempre están ahí pero que sólo nos percatamos de cuán molestos son cuando nos hieren «lo nuestro». Posiblemente porque nuestra cabeza necesita algún tipo de conductor que haga «click».

Cuando esa chispa salta, es cuando nos planteamos con cuánta fuerza queremos lograrlo. Algunas veces esa fuerza se disipará, mientras que otras alcanzará un nivel más grandes que nosotros/as mismos/as. Otras veces simplemente querremos demostrar a los demás lo equivocados que estaban, pero supongo que cada motor funciona con el combustible que más le va.

Canaliza esa rabia. Piensa en todos esos personajes secundarios y arranca con fuerza. ¿Quién no se ha imaginado diciendo? «Este premio va para Fulanito, que me dijo que no servía para… y que me dedicara a otra cosa».

1 comentario:

  1. La verdad es que me gusta la entrada, tienes mucha razón!
    saludos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu huella.