lunes, 17 de octubre de 2011

Polos opuestos


-¿Por qué actúas como si en realidad te importara la gente? –Pregunta Roxy, como ahora se hace llamar dando una calada a un cigarro.- A la gente le das igual, ¿sabes?

-Yo no actúo, soy así. –Se encoge de hombros, como si eso pudiera salvarla de las acusaciones de aquella chica que solía conocer.- Trato a los demás como me gusta que me traten a mí.

-Ingenua… -Dice soltando una risita entre dientes.- Voy a dejar el tema, pero que sepas que sigo sin entender esa bondad tuya que no te lleva a ninguna parte.

-¿Ah no? –Percibe la molestia en su voz.- Míranos, somos un contrapunto. Yo soy el tipo de persona que hace florecer sonrisas donde tú ante sembraste malas actitudes.

6 comentarios:

  1. Y las tortas que te llevas siendo así no las entiende nadie...es lo que tiene!

    ResponderEliminar
  2. Realmente odio perder asi a las personas: las tienes a tu lado, tan cerca que puedes tocarlas con el dedo, pero realmente, ya no estan alli. Al menos no lo que tu conocias.
    Mi pregunta es: Por que? Que les hace cambiar?

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  3. hola!. me alegro de haber pasado por tu blog porque me gusto mucho, por eso sin duda te sigo :). espero que puedas pasarte pronto por el mío, y si te gusta tambien seguirme. makeyourlifeadreaam.blogspot.com saludos y suerte♥. MYLAD.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que siempre habrá gente que se moleste en criticar tus actitudes , solo por aburrimiento. Cada uno es como es y no se hace ningún papel. Está genial el texto. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Todos nos planteamos alguna vez la fina línea entre la bondad y la ingenuidad (:
    Te he dejado comentarios en las tres últimas entradas, las que me restaban por leer ^^

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu huella.