lunes, 22 de agosto de 2011

Obsesión


Mírame. Siente cómo mi mirada te atraviesa el alma de tal forma que te mueras por saber mi nombre. Sonríeme. Averigua todo sobre mí. Haz todo lo posible por hacerme ver que soy la única en tu vida; que siempre lo seré. Sígueme por los pasillos, búscame en cada rincón y trata de llamar mi atención. Adora mi sonrisa. Piensa en mí cada noche antes de irte a dormir. Amanece con mi rostro en tu cabeza. Imagina cómo sería tu vida conmigo. Háblales a tus amigos sobre mí. Búscame en las redes sociales.

Vamos, el tiempo apremia… y si en un momento dudas, recuerda que yo ya hice todo eso. 

5 comentarios:

  1. Guau, me encanta este enfoque desde el que lo has escrito, porque como dices, alguna vez ya hemos hecho todo eso, pero nunca nos hemos puesto de ese lado tan egocéntrico ^^ Me gusta

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu huella.